Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (Política de cookies).
banner pago flexible-18.jpg

Ofertas del Mes

Almohadas

En esta sección podrá encontrar la almohada que mejor se adapta a tu descanso siempre al mejor precio. Básicamente se tratan de 3 modelos: la almohada básica de fibra (es el modelo más económico), la almohada viscoelástica con hilo de plata (se adapta al peso de tu cabeza y gracias a su hilo de plata crea un campo magnético que mejora tu descanso), y la almohada de copos de viscoelástica (el modelo más alto y más firme). Recuerde además que tiene la posibilidad de que se la mandemos de manera urgente a su casa, y si llega a un pedido mínimo se la hacemos llegar totalmente gratis.
Ver más

Filtros activos

Mostrar 4 Artículos de 4 item(s)

¿Cómo elegir correctamente nuestra almohada?

La almohada es uno de los elementos clave para un descanso satisfactorio. Con la almohada, el colchón y el somier o canapé, tenemos el conjunto que debe posicionar correctamente nuestro cuerpo durante el descanso. 

En particular la almohada en la encargada de posicionar correctamente nuestra cabeza y nuestro cuello, por ello, debemos elegir correctamente la que mejor se adapta a nuestras necesidades. Hay que tener en cuenta su tamaño, relleno y firmeza, para que nuestras cervicales y nuestra espalda no sufra acarreándonos posibles dolencias en el futuro. 

Tenemos que tener en cuenta varios factores para elegir correctamente nuestra almohada:

En primer lugar debemos tener en cuenta las dimensiones y la firmeza de la misma. Debemos elegir una almohada que mantenga nuestro cuello y nuestra columna alineados, evitando las excesivamente blandas y las excesivamente duras, ya que no ofrecen una postura natural que elimine las tensiones en el cuello. En cuanto al tamaño, debemos de elegir las de tamaño medio, ni demasiado anchas ni demasiado altas, ya que todo lo que aleje nuestro cuello de su posición natural es contraproducente.

Otro factor a tener en cuenta es la composición de nuestra almohada, debemos elegir las que mejor nos convenga según nuestra postura a la hora de dormir, teniendo en cuenta las posibles alergias a diferentes materiales. A grandes rasgos existen tres tipos de materiales de relleno o composición de almohadas (fibras, látex y viscoelástica).

Por último, tenemos que tener siempre en mente, que las almohadas requieren un mantenimiento escaso, pero no por ello inexistente.

Debemos lavarlas esporádicamente, y comprobar que siguen manteniendo sus propiedades después de un uso continuado. Debemos vigilar siempre la posible aparición de ácaros, humedades o moho en ellas, por lo que recomendamos un mantenimiento regular para así poder disfrutar del mejor descanso.